Insondables sueños misteriosos,

Que sobrepasan la claridad de las vigilias,

Me transportan por caminos tenebrosos,

En medio de desórdenes y abulias.

Imagen

(Job, de Jordaens)

Veo paradojas circunstanciales

Y extrañas imágenes coloridas;

Mitos, leyendas y bacanales.

Divinas narraciones acaecidas.

Imagen

(diosas y ninfas después del baño, de Jordaens)

Veo ángeles dorados peleando,

Y cruentas bestias y demonios,

Por el alma del hombre luchando,

En falanges, cual macedonios

Imagen

(La apoteosis de Eneas, de Jordaens)

Oigo reflexiones de antiguos sabios.

Sibilinas frases y oraciones,

Provenientes de extáticos labios,

De oráculos con divinos dones.

Imagen

(Demócrito y Heráclito, de Rubens)

Respiro aromas insoportables

Que me causan trance y estupor.

No son más que vísceras desagradables

Hirviendo y despidiendo vapor.

Imagen

(El Rapto de Europa, de Jordaens)

¿Será algún ritual órfico de antaño

Al que me somete esta hipnosis,

Arrastrándome a algún lugar extraño,

Tal como en un misterio de Eleucis?

Imagen

(Baco y Ariadna, de Jordaens)

No citaré los pueblos y civilizaciones,

Que fueron parte de esta travesía,

Por medio de sus cuentos y narraciones,

Cuyo relato me estremecía.

Imagen

(Mercurio y Argos, de Jordaens)

Todos ellos han cantado al Alma,

Chispa divina y sempiterna,

Cuya creencia nos produce calma

Por saber que nuestra esencia es eterna.

Imagen

(Busto de un Sátiro, de Jordaens)

Han hablado de diluvios y creaciones,

Sorprendentes y complejas cosmogonías;

Tronos, Virtudes y Dominaciones,

Épicas y legendarias teogonías.

Imagen

(Ceres y Pan, de Jordaens)

Intuían la falsedad de este mundo

Y la realidad trascendental oculta,

Al cual un vil Demiurgo engañamundo,

Su intelección nos dificulta.

Imagen

(Sátiro tocando la flauta, de Jordaens)

Todo lo que percibimos es Ilusión,

Reino mundano y “Maya” budista,

Que nubla toda profunda visión,

Y nos hunde en un lodo materialista.

Imagen

(Cristo echando a los mercaderes del templo, de Jordaens)

No nos queda más que una Meta:

Recorrer el Camino Espiritual,

Renunciando al Ego cual asceta,

Purificando nuestro lado inmortal.

Anuncios